Notícias

Que son los abrasivos. Usos y aplicaciones y soluciones que ofrece Abshot.

2016-06-07


Que son los abrasivos. Usos y aplicaciones y soluciones que ofrece Abshot.

Un abrasivo es una sustancia que tiene como finalidad actuar sobre otros materiales con diferentes clases de esfuerzo mecánico —triturado, molienda, corte, pulido—. Es de elevada dureza y se emplea en todo tipo de procesos industriales y artesanos.

El granallado y el chorreado con abrasivo destacan por:

  • Rapidez en el proceso.
  • Ausencia de tóxicos.
  • Ausencia de residuos costosos de tratar. Las materias primas son materiales inocuos.
  • Proceso seguro para los operarios.
  • Instalaciones de fácil mantenimiento.

Tipos de abrasivos

Hay diferentes tipos de abrasivos, cada uno con unas características concretas e idóneas para cada material a tratar.

Algunos de los abrasivos recomendados son el silicato de aluminio, el corindón blanco, el corindón marrón, las microesferas de vidrio, la granalla cerámica, la granalla plástica, el abrasivo vegetal, la cáscara de almendra, la cáscara de nuez, la granalla de acero y la granalla de acero inoxidable, entre otros.

El gran ausente en esta lista de abrasivos es la “arena de sílice”, porque su uso produce silicosis, una grave enfermedad de las vías respiratorias por inhalación de partículas de sílice libre que son liberadas entre el polvo generado, al romperse la arena durante el proceso de chorreado. ABSHOT, siguiendo su política de Seguridad Laboral y de respeto al medio ambiente, nunca ha tenido entre sus productos la arena de sílice.

Para el chorreado o el granallado existen materiales muy conocidos en nuestro sector, como por ejemplo:

  • Microesferas de vidrio (sin sílice libre).
  • Corindón blanco y marrón (óxido de aluminio).
  • Granalla cerámica (zirconio).
  • Granalla plástica.
  • Abrasivo vegetal (cáscara nuez y almendra).
  • Granallas de acero y acero inoxidable.

Aplicaciones / Usos de los abrasivos

El chorreado y granallado son utilizados tanto en operaciones de mantenimiento como en fabricación de componentes.

El objetivo del chorreado es muy variado. De entre muchas de sus aplicaciones, destacamos:

  • Acabado superficial.
  • Tratamiento superficial.
  • Mantenimiento de componentes.
  • Limpieza superficial.
  • Shoot-peening.

Cada vez es más usual emplear instalaciones de chorreado o granallado para procesos de limpieza de la superficie de metales, eliminar calaminas y herrumbre a escala industrial, preparar la superficie para pintura, para el anodizado, galvanizado, después de tratamientos térmicos, cromados estéticos y recubrimientos.

Ejemplos de aplicación

En ABSHOT llevamos más de 40 años diseñando, fabricando y comercializando equipos de chorreado, granallado y desengrase para la industria, en sectores tan diversos como automoción, plástico, matricería, mecanización, militar, aeronáutica, nuclear, etc.

Entre las aplicaciones más comunes podemos encontrar trabajos de mantenimiento o instalaciones para líneas de producción donde se requiera un tratamiento superficial en general.

Energía eólica: las salas de granallado tienen una amplia implantación en ese sector ya que gracias a esta técnica se consigue el mejor tratamiento anticorrosión posible de las torres eólicas y de sus componentes. Los equipos de granallado son utilizados para tratar piezas de fundición como aros, engranajes, etc.. Suelen ser equipos de alto rendimiento preparados para trabajar en condiciones extremas.

Ferroviario: ABShot tiene en el mercado instalaciones de chorreado y granallado trabajando en el acabado superficial para piezas de trenes, piezas interiores y exteriores. El arenado y granallado es utilizado en operaciones de fabricación de pieza nueva como por ejemplo vagones, ejes o incluso ruedas.

Soluciones que ABSHOT puede ofrecer en cuanto a abrasivos

ABSHOT tiene una extensa gama de abrasivos en su catálogo:

Shot Glass: solución ideal para todos aquellos casos en los que se requiera acabado superficial homogéneo sin alteración de las tolerancias de las piezas mecanizadas. Especialmente adecuados para el acabado final de piezas de acero inoxidable. La principal ventaja frente a la Microesfera es de un menor coste del proceso (hasta el 40%).

Corindón blanco: este tipo de corindón tiene gran aplicación en chorreado de materiales como acero inoxidable, bronce, latón, aluminio, zamack, composiciones aeronáuticas en titanio, etc.

Corindón marrón: incorporando durante la fusión óxido de titanio, se puede obtener corindón de mayor dureza y tenacidad. Estos últimos son muy útiles en aplicaciones por chorreado o granallado, tanto en succión como en presión.

Granalla plástica: se aplica por proyección en aplicaciones de chorreado donde existen superficies delicadas. Sirve para la eliminación de pinturas sin dañar el metal base como aluminio, magnesio, composites…

Granalla esférica metálica de acero: adecuada para eliminar óxidos, limpieza de superficies en general, eliminación de tensiones y pretensados de las capas superficiales, shot peening.

Granallas angulares de acero fundido: tienen un alto índice de erosión y están destinadas a trabajos duros en superficies muy contaminadas.

Granalla metálica esférica de acero inoxidable: se aplica sobre metales no férricos para procesos de limpieza, desbarbado, compactación, shot peening y acabados en general. Ideal para el envejecimiento de mármoles y granitos.

Las microesferas de vidrio se fabrican para dar soluciones a la industria aeronáutica.

Disponemos de servicio técnico post-venta con stock permanente de recambios y abrasivos.

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.

Acepto + info